VIENE DE LEER MÁS Si se aplica su particular “año” de 360 días como denominador de las fórmulas matemáticas de liquidación de intereses, el resultado da más. Cualquier cantidad dividida por 360 dará más que una dividida por 365, por lo que estamos al cabo de la calle te cobran 5 días de más al año que para un préstamo hipotecario a 30 años te han cobrado 150 días de más, lo que es lo mismo: te han cobrado 5 cuotas de más. Ahora bien, estas circunstancias solo podrían ser debatidas por el órgano judicial competente, como instancia adecuada para establecer la validez y alcance de las cláusulas en los contratos. Este análisis es cuantificable, no obstante solo es reclamable por vía judicial.

Anuncios